Bienvenidos

Bienvenidos al blog SER Padres.
Trataremos diferentes temas relacionados al desarrollo personal y familiar.
Esperamos sea de su agrado y utilidad para el fortalecimiento de su familia.
Será enriquecedor contar con sus comentarios.


viernes, 23 de enero de 2015

¿Somos Asertivos?

La manera en que transmitimos nuestras peticiones hacia los demás (pareja, compañeros de trabajo e hijos), en ocasiones nos deja con culpa o pensando que hemos cedido demasiado a lo que ellos demandaban.

Existe una habilidad para expresar nuestros deseos, creencias, sentimientos, emociones, opiniones, gustos, preferencias y puntos de vista de manera no agresiva, sino socialmente aceptable, llamada Asertividad.

Nos permite ejercitar nuestros derechos y convertirnos en participantes activos de las situaciones. Es una herramienta efectiva de comunicación que nos facilita la expresión de emociones y pensamientos.

El objetivo de la asertividad no es lastimar a  los demás, sino autoafirmarnos, sentar precedentes de inconformidad e intentar modificar un comportamiento que viola nuestro territorio o nuestros derechos.

Como padres es muy importante ser asertivos, con nuestros hijos, y educarles para que ellos tengan herramientas que les permite ser personas que se expresen de manera adecuada en su entorno.

Para que se pueda comprender mejor el significado de lo que representa el comportamiento asertivo, a continuación se mencionan las características y las diferencias entre personas no asertivas, agresivas y asertivas.

Personas no asertivas…
Los individuos no asertivos piensan y actúan de manera particularmente débil a la hora de ejercer o defender sus derechos. Por lo general, sueles ser inseguros y pasivos existen dos formas en las que se comunica:

A).- Personas Pasivas
Su conducta implica:
  • Violar sus propios derechos,
  • No expresar sus pensamientos, sentimientos y creencias,
  • Expresarse con disculpas, apocada e inadvertidamente, de tal manera que las demás personas ignoran fácilmente sus peticiones,
  • A lo largo de sus conversaciones repiten constantemente las palabras: “Quizás”, “Supongo”, “Realmente no es Importante”.
Los principales efectos que su conducta no asertiva tiene sobre ellos son:
  • Conflictos interpersonales,
  • Manifestación de emociones con miedo, ansiedad, rabia contenida, culpa y depresión,
  • Conservan una imagen muy pobre de sí mismos, junto con un sentimiento de minusvalía,
  • Pueden llegar a perder magnificas oportunidades,
  • Sienten que no tienen control sobre sus situaciones,
  • No se gustan a si mismo ni a los demás.
B).- Personas Agresivas
Su conducta implica:
  • Violar los derechos ajenos,
  • Expresar sus pensamientos, sentimientos y creencias sin importarles ofender, arremeter u obstaculizar a los demás,
  • Se expresa de forma inapropiada, inoportuna y falsa.
Los principales efectos que su conducta no asertiva tiene sobre ellos son:
  • Deficiente y pobre imagen de sí mismo,
  • Hacen daño a los demás,
  • Pierden oportunidades,
  • Se sienten sin control; enfadados, frustrados y viven en tensión.
C).- Personas Asertivas
Su conducta implica:
  • Defender sus propios derechos,
  • Expresar sus pensamientos, sentimientos y creencias sin que ellos afecte a los demás,
  • Se expresan directa, sincera, apropiada y oportunamente,
  • Respetan tantos sus derechos como los ajenos.
Los principales efectos que su conducta asertiva tiene sobre ellos son:
  • Resuelven satisfactoriamente todos sus problemas,
  • Se sienten satisfechos consigo mismos y a gusto con los demás,
  • Crean la mayoría de las oportunidades que llegan a tener,
  • Se gustan así mismas y aceptan a los demás.

¿POR QUÉ NO, SE ES ASERTIVO?

        La persona no ha aprendido a ser asertiva o lo ha aprendido de forma inadecuada, por las siguientes situaciones: 

  •       Por castigo sistemático,
  •              Por falta de refuerzo suficiente a las conductas asertivas,
  •       Porque no ha aprendido a valorar el refuerzo social, 
  •       Porque obtiene más refuerzo por conductas no asertivas o agresivas
  •     Por no saber discriminar adecuadamente las situaciones en las que debe emitir una respuesta concreta.

Es importante aprender a ser asertivo para que la comunicación con nuestros seres queridos y en nuestro entorno social nos permita ser personas realizadas y con herramientas para crecer de manera personal y profesional.

Uno de los cuestionamientos más importantes que nos hacemos como padres, es: ¿Cómo educó a mi hijo, para ser asertivo?.

La adolescencia implica cambios, la forma que se llegan a acuerdos con él, sobre temas importantes tales como: reglas en casa, gustos de vestir, salidas con amigos y rendimiento escolar, es de manera autoritaria, que es  una forma agresiva de comunicación en donde queremos imponer lo que nosotros pensamos.

Debemos comenzar por conocer nuestros derechos que tenemos en la comunicación asertiva, que son:
1. El derecho a ser tratado con respeto y dignidad.
2. El derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones.
3. El derecho a ser escuchado y tomado en serio.
4. El derecho a juzgar mis necesidades, establecer mis prioridades y tomar mis propias decisiones.
5. El derecho a decir NO sin sentir culpa.
6. El derecho a pedir lo que quiero, dándome cuenta de que también mi interlocutor tiene derecho a decir NO.
7. El derecho a cambiar.
8. El derecho a cometer errores.
9. El derecho a pedir información y ser informado.
10. El derecho a obtener aquello por lo que pagué.
11. El derecho a decidir no ser asertivo.
12. El derecho a ser independiente.
13. El derecho a decidir qué hacer con mis propiedades, cuerpo, tiempo, etc., mientras no se violen los derechos de otras personas.
14. El derecho a tener éxito.
15. El derecho a gozar y disfrutar.
16. El derecho a mi descanso, aislamiento, siendo asertivo.    
      
¿CÓMO EDUCAR LA ASERTIVIDAD?

La Asertividad  en la educación de nuestros hijos se realiza con el ejemplo y con el día a día, es indispensable que empecemos por cambiar nuestras actitudes, para que ellos comiencen a comunicarse eficazmente, con estas sencillas recomendaciones podemos empezar a efectuar una cambio.

1. Formas indirectas de enseñar asertividad:
– Hacerle consciente de sus derechos asertivos.
– Ayudarle a detectar sus ideas irracionales, a cuestionarlas y a sustituirlas por alternativas positivas.
– Reforzar sus conductas asertivas y sus capacidades.
– El ejemplo que le proporcionemos a nuestros hijos con amor, en el manejo de las emociones y en nuestro actuar diario, es fundamental para su forma de conducirse en la vida, si respondo de manera agresiva ante una situación que me preocupa, el aprenderá a manejar las cosas de esta forma.
– Darle la oportunidad de mostrar su capacidad: hacerle partícipe en discusiones y enseñarle mediante refuerzos a conversar correctamente.
– Cuando veamos que tiende a evitar conflictos, debemos enseñarle afrontarlos.

2. Formas directas de enseñar asertividad:
– Describiéndole la conducta errónea, aportándole una razón para el cambio, reconociendo los sentimientos del chic@, formulándole claramente lo que se espera de él, reforzándole el intento de superación y ayudándole a sentirse bien consigo mismo aun en situaciones de fracaso.
– Haciendo que se imagine situaciones peligrosas e intente afrontarlas en la imaginación.

Para concluir, hay un video que se puede visualizar en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=kXUOVYiNG58.
El video es muy sencillo, pero de manera clara resume lo que es la Asertividad.

Fuentes consultadas:
  • Egozcue Romero María Magdalena. (2005), Primeros Auxilios Psicológicos, Editorial Paidos Mexicana.
  • Ellis Albert. (1978), Terapia Racional Emotiva, Editorial Pax México, Segunda Edición.
  • Taller para padres o tutores “Ayudándonos a promover la adaptación saludable de nuestros adolescentes”
Karla Arroyo Galván, Licenciada en Psicología, Maestría en Ciencias del deporte y Alto Rendimiento, colabora en el área de Psicopedagogíaa  de la Preparatoria Zoebisch, como tutora y  es docente en las materias de Prevención de Adicciones y Psicología.










1 comentario:

Rocio Telleria dijo...

¡Qué importante es la asertividad! De una buena comunicación con los demás depende la trascendencia de nuestras palabras y de nuestro actuar con los que nos relacionamos y sobretodo con aquellos a los que amamos.