Bienvenidos

Bienvenidos al blog SER Padres.
Trataremos diferentes temas relacionados al desarrollo personal y familiar.
Esperamos sea de su agrado y utilidad para el fortalecimiento de su familia.
Será enriquecedor contar con sus comentarios.


jueves, 18 de septiembre de 2014

Introducción



SER Padres es sinónimo de ser formadores, de tener la gran oportunidad y responsabilidad de promover el desarrollo de nuestros hijos, a través de la adquisición de hábitos buenos, es decir, de virtudes.

Fomentar la formación de la inteligencia, la voluntad y el carácter.


Pero para ser buenos padres tendremos que ser buenas personas. Y la clave es usar cada una de las capacidades de las que nos han dotado, hasta más no poder.

Cualquiera puede vencer el más duro de los obstáculos si verdaderamente quiere lograr el máximo, si le pone pasión a su trabajo y se niega a que cualquier barrera le detenga.

Es difícil tomar algunas decisiones, pero es parte de la responsabilidad que conlleva tener un hijo.

"Cuando me cruzo con la adversidad, utilizo ese reto como motivación para salir adelante, cueste lo que cueste. Cuando me cruzo con la derrota, me levanto, me quito el polvo de la caída y me centro en volver a intentarlo. No puedes permitir que la derrota te venza o caer en la tentación de coger la salida más fácil. Los mayores logros no salen a la primera".

Es importante concentrarse en trabajar por la formación personal que contribuya de la mejor manera posible a la formación familiar.

Todos sufrimos golpes, duras caídas en algún momento de nuestra vida, pero sólo los fuertes se levantan de nuevo, siguen adelante y reanudan la lucha. Esa fuerza procede del interior de uno mismo, de la familia y de la fe.

Nadie puede cambiar sus circunstancias excepto uno mismo. Hay que aceptar la responsabilidad de construir la propia madurez, que dependerá de la preparación, determinación, compromiso, entrenamiento y habilidad que se aplique. No poner excusas. 

La dedicación, el deseo y la perseverancia son los factores determinantes para alcanzar el éxito en una labor. También implica sacrificio, los cuales siempre tendrán su recompensa.

"... no hay ningún reto demasiado fuerte para apartarse de donde se quiere estar. Se puede resolver cualquier problema a través del aprendizaje y la disciplina. Conocer los límites propios, pero nunca cesar de intentar sobrepasarlos". "... desarrollar la fuerza y la confianza mental que se necesita para ganar de verdad".

Es trascedental tener una ética de trabajo, ser concientes de los valores importantes y ocuparse de adquirir virtudes. Establecer reglas y límites es fundamental para la vida personal y familiar, pero éstas deben estar basadas precisamente en esos valores y virtudes.

El buen carácter, la humildad, el optimismo, el fijar metas y volver a fijar otra, una vez alcanzada, ayuda también. 

Inculcar el servicio a los demás comienza al servir con amor a los más próximos, la familia. La Madre Teresa de Calcuta decía "quién no vive para servir, no sirve para vivir", cuando un ser humano trabaja por el bien del otro se hace mejor a sí mismo. Como padres nuestro actuar está precisamente en el servicio conciente, preparado y constante hacia nuestra familia.

Trabajemos incansablemente en bien de nuestras familias.

"Independientemente de cuáles sean tus sueños, sólo tú sabes hasta qué punto te has sacrificado por ellos. Si puedes mirarte en el espejo y ver que has superado tus límites, los límites del cansancio, de la dedicación, del miedo, para conseguir lo que te propusiste y lograr tu sueño,entonces estás bien encaminado. Si realmente quieres algo, lucharás duro por conseguirlo".

Basado en el libro "sin excusas"; Kyle Maynard; Ciudad de los libros; Madrid, 2007

4 comentarios:

ROBS dijo...

En el ámbito profesional me he enfrentado a las situaciones más complejas que uno pudiera imaginarse. Siempre sentí que tenía una habilidad especial para atender situaciones difíciles y hacer lo necesario para encontrar soluciones. Bajo esa premisa, dediqué mis esfuerzos a prepararme para convertirme en "solución" para aquellas organizaciones que decidieran transitar por el camino del cambio. Hoy soy un "Project Manager Professional". Tomar decisiones, resolver y conciliar son mi pan de cada día. Pero de todas las soluciones a las que me he enfrentado, reconozco que la de ser padre es la más compleja. Cada día, invariablemente, nuestros hijos cambian. Aprenden, crecen y encuentran nuevos motivadores. Las variables que ayer creíamos dominar deben adaptarse al contexto que nos ofrece cada nuevo amanecer. No hay entrenamiento para ello. Cada pareja, cada padre, cada madre, crea una estrategia personal para atender el reto. Y la forma en que pulimos nuestras habilidades es a través de los ejercicios de prueba y error basados en el conocimiento que obtenemos del uso y reproducción de conductas que se alojan en la memoria (replicamos muchas de las conductas aprendidas, herencia de nuestros propios padres) y el instinto. La crianza es un camino sembrado de buenas intenciones, llevar a buen puerto a nuestros hijos depende no sólo de contar con ellas, hay que prepararse. Son pocos los espacios que nos ofrecen una retroalimentación al respecto. Felicidades por este esfuerzo. Con seguridad servirá para aclarar el camino de los que hoy deseamos el mejor futuro posible para nuestros hijos.

Pablo Mendez dijo...

Felicidades por el espacio, Espero que la mayoría de los padres participemos en el, sin duda un espacio no solo para aprender, si no también un espacio que nos invita a la reflexión y comprensión de este proceso tan complejo de ser padres, Sobre todo en esta etapa tan decisiva en nuestros hijos. Saludos.

SER Padres dijo...

Muchas gracias por su comentario, ciertamente SER Padres es quizá uno de los mayores retos que la vida nos exige, se requiere de mucho arte y gran ciencia. Por eso compartir las experiencias y reflexiones son de gran ayuda para trabajar por un bien común, nuestros alumnos, sus hijos.

SER Padres dijo...

Muchas gracias por su comentario, compartir la experiencia de SER Padres enriquece, motiva, alienta y facilita esta hermosa labor.